¡Viva el Wolframio!

Filamento de wolframio en una lámpara halógena

Con 74 como número atómico el Wolframio está  presente en la punta de los bolígrafos y en los filamentos de las bombillas incandescentes. Y desde que me contaron que había sido descubierto por un español se convirtió en mi elemento favorito.

Corría el año 1777 cuando el ministro de marina de Carlos III , Pedro González de Castejón, maquina un plan para averiguar como los ingleses fabricaban sus cañones navales. 

En ese plan la marina pondría un técnico en lo suyo y la Real Sociedad Bascongada de Amigos del Pais un científico.

El científico elegido para la misión fue Juan José Delhuyar que había estudiado en París diversas disciplinas científicas y que se embarcó en un periplo por otras instituciones europeas para adquirir los conocimientos requeridos para la misión.

En 1783 se suspende la operación de espionaje y Juan José se incorpora al Real Seminario de Bergara donde ya se encontraba su hermano Fausto. En pocos meses con todo lo aprendido en su viaje por Europa los hermanos aislaron el Wolframio.

Bibliografía:
Los hermanos Juan José y Fausto Delhuyar Lubice y el aislamiento del wolframio metal“, Palacios Remondo, Jesús; Fundación Ignacio Larramendi; Biblioteca Virtual de Polígrafos
(PDF descargable)

“Bicentenario del wolframio (1783-1983). Homenaje a los hermanos Elhuyar”; V.V.A.A
Editorial: Gobierno Vasco, San Sebastián, 1983
ISBN:84-500-8841-0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*